lunes, 10 de septiembre de 2007

¿Tiempo? ¿Qué es eso? ¿Se come?

Finalmente y después de mucho pensarlo, opté por renunciar a lo de Oster. Sip, ya sé que es como para golpearme, en especial porque me encargué de que todas se enteraran de lo de la entrevista, la cruzada, en fin, de todo , pero al final dije que no. Y muy al final, tomando en cuenta que ya había quedado y todo ¬¬. Lo único que puedo decir es que me vino una crisis de pánico, extraña mezcla del miedo a no terminar trabajos a tiempo y saber que todo dependía de que vendiera sí o sí. Las actividades de esta semana no me ayudaron mucho en ese sentido: 3 lindos ensayos (y todavía me falta empezar uno) y empezar a estudiar para nuestra "querida" semana del terror. Al final logré terminar todo dentro de los plazos que auto-impuse y de haber aceptado hubiera entrado a trabajar este fin de semana y no el que pasó, pero con todo y eso ya no me sentía tan segura de mí misma y en esas condiciones es imposible tomar decisiones, todavía más si hay un contrato de por medio.

Aunque no lo crean, el taller del CARA terminó influyendo en mi decisión. No es que me hayan dicho "No trabaje, ¡ESTUDIE!", pero si me ayudaron a darme cuenta de en qué exactamente estaba usando el tiempo. Toda la semana pasada nos tuvieron cronometrando el tiempo que usábamos para cada actividad durante el día, y resultó que de siete días a la semana le dedico a mi familia aprox. 12hrs. ¡Doce horas! Osea apenas medio día de estar con ellos y sólo con ellos. Si eso pasó en una semana "normal" ¿se imaginan trabajando los fines de semana?, porque ahí es donde la mayor cantidad de horas estaba concentrada. Buf... ¡no! ¡ni loca!

Sin duda que me voy a arrepentir enormemente cuando me den ganas de comprar cosas y no tenga plata... pero creo que prefiero eso a andar apurada toda la semana porque las cosas tienen que quedar listas a más tardar el viernes sí o sí, y ver mi familia tarde, mal y nunca. Sin mencionar que me acabo de dar cuenta de que... ¡me encanta dormir hasta tarde el fin de semana!

3 comentarios:

  1. No era tan fácil la cosa parece. Si a mi me cronometraran, el tiempo que paso con mi familia no sería mas de 8 horas y es que no tenemos mucha relación así como familiar, peleamos más que nada XD

    Pero bueno, te la pensaste bien y cortaste por lo más sano :D

    Te veo en la u.

    ResponderEliminar
  2. Molly piensa que el tiempo es una de esas cosas en las que ella tendría que aplicar la fuerza de sus tentáculos. Aparte de grammar, en mi caso, de folklore, y de lo que pudiese salir, tengo que leer un texto de mi querido sr. crítico literario Harold Bloom, para el miércoles. No te asustes. Es estética Literaria.

    Me acuerdo de ese enigma del Hobbit que decía así:

    "Devora todas las cosas:
    aves, bestias, plantas y flores;
    roe el hierro, muerde el acero,
    y pulveriza la peña compacta;
    mata reyes, arruina ciudades
    y derriba las altas montañas"

    Evidentemente, eso es tiempo. Y no, no se come. Provoca seria indigestión.

    Ahí te ves :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...