jueves, 22 de noviembre de 2007

Looking on the bright side

Justo cuando creía que mi fe en letras estaba más o menos reestablecida y recuperaba un entusiasmo que no había sentido desde el primer semestre, pasa algo que deja mi imagen del Olimpo por el suelo, bueno, mejor dicho como por el tercer subterraneo, y eso que yo creía que ya no podía bajar más de lo que ya lo había hecho. Y no es necesario que las cosas me pasen a mí, basta que pasen para que me afecten, aunque no simepre se note.

Lo que más me da rabia es que la carrera en sí tiene mucho potencial y la gente en ella también, solo es cosa de que les den la oportunidad de probarlo y se tomen la molestia de escuchar, pero está claro que no entienden ese concepto o bien no tienen ni el cerebro ni la habilidad para hacerlo (almenos no ciertas personas que no voy a nombrar, pero que todos saben quienes son).

Es increible el doble discuros que tienen de apoyar a los alumnos y luego darles la espalda y ponerles un millón de trabas estupidas apenas pueden. Es tan ... ¡arggggg! Se me ocurren millones de cosas, pero no las voy a poner aquí. Feliz instauraría un nuevo orden cósmico y si fuera necesario creanme que restauro a los titanes, pero eso solo sería seguirles el juego y darles excusas para amargarnos la existencia y no tengo la menor intención de hacer eso.

Solo sé que pienso seguir adelante sin importar como. No pienso caer en su juego. Me han pasado cosas importantes en este último tiempo, cosas que no van a lograr opacar. Hay mucha gente que me importa y que creo especial. Aun si todo acabara en desastre, seguiría estando feliz por el solo hecho de haber conocido a esas personas. They are my bright side.

2 comentarios:

  1. tunta!!! me hiciste llorar... yo ya no sé si me quedan fuerzas, no hoy por lo menos :(

    ResponderEliminar
  2. Voy a robarte ese tag de stupid gods, porque realmente fue acertado; definitivamente lo que pasó ayer fue TEMA, no solo en messenger, sino en las elucubraciones personales de cada uno. Curiosamente, esta es la primera entrada que veo al respecto. Quizás a veces nuestro problema es que no nos quejamos a tiempo.

    Sin embargo, si me preguntas a mí soy de la opinión que fueron inconsistentes de verdad, pues, aunque se sabía desde principio de año que había que cumplir con un minimo de asistencia, al finalizar el semestre varios no lo cumplieron e igualmente dieron el oral exam. Si la cuestión era pareja, no hubiese sido algo tan terrible ni algo de lo que nos hubiesemo podido quejar, aunque sea a oscuras. Aeschylus debió haber escribido una Oresteia con las cosas que pasan en la Facultad, porque los malditos dioses caprichosos se pasaron esta vez.

    Buceando en sus tormentosas mentes, estoy casi seguro de poder qafirmar que se enojaron porque (casi) nadie fue a clases estos últimos días.

    Están locos.

    Como dice una canción,

    "So many centuries, so many gods, we were prisoners of our own fantasy, but now we're marching against these gods, I'm the wizard I'll change it all"


    ...necesitamos un wizard que los mande a freir anillos al Valhalla, o a donde sea.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...