domingo, 13 de abril de 2008

Más ciego que yo


Esto ya parece maratón de ardillas, pero es que me siento muy identificada con Simon: los dos tenemos una vista espantosa. Le pasó lo mismo que a mí al usar lentes por primera vez y todavía más. Yo por lo menos soy capaz de calcular distancia; aunque a cierta cantidad de metros empiece a ver sombras de colores ¬¬

Y hablando de ceguera, de -3.0 pasé a -3.5. Con razón me dolía la cabeza. Fue espantoso estar todo el Viernes sin lentes para ir al oculista, pero por lo menos ya veo como corresponde. ¡Los colores y las líneas definidas son tan lindos!

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...