sábado, 9 de agosto de 2008

¿Celebración o invasión?

Globos y más globos, niños corriendo, saltando y riendo por todas partes, dulces que caerán de una piñata y se esparcirán por todo el piso... No tengo nada en contra, pero por alguna razón, felicidad no es precisamente la idea que se me viene a la cabeza cuando pienso en la inminente fiesta de cumpleaños de la Caro. Tampoco odio, pero sé que inevitablemente en algún momento voy a ver alegría y buena disposición mezclados con histeria y sensación de ahogo. Mi instinto maternal es prácticamente nulo, eso es un hecho, y en las raras ocasiones que sale a flote es gatillado por miembros de otras especies o que no tienen ningún lazo sanguíneo conmigo. Aún así espero salir viva de esto.

Exagero (espero), pero es mejor estar desde ya preparada en el caso de que las cosas se salgan un poco de control. En todo caso, todo lo que podía romperse o causar peleas infantiles ya quedó fuera del alcance. Y ahora a mi cama, que mañana se viene largo y estoy más que segura de que voy a estar inflando globos y haciendo otras cosas desde temprano.

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...