domingo, 14 de septiembre de 2008

Adios Lulú




Con tanta cosa que pasó entre el sabado y hoy (Discourse), recién ahora puedo darle a mi peluda el espacio que se merece. Porque que ya no esté acá no significa que haya desparecido, hasta parece que está más presente que antes. Pero aunque no me gustó que se haya ido de esa forma (infección uterina), sé que ya no daba para más y que está mucho mejor de lo hubiera estado acá. Por lo menos ahora descansa.

Voy a tardar en acerme a la idea, más cuando salga al patio y ya no haya nadie moviendome la cola y anunciando la llegada de gente.

2 comentarios:

  1. Pucha Kareen. Por lo menos se fue con mucho amor tuyo.

    Esta con mi Toffee en algun lugar bonito.

    ResponderEliminar
  2. Yo tenía un gato que se llamaba Bilbo, y aunque lo hostigué y molesté al cansancio, creo que cuando murió en mis manos porque lo atropellaron, hicimos las paces y las cosas se arreglaron. Seguramente él fue a recibirla, y ahora con el Toffee son muy buenos amigos, y van a la tienda de comics del Cielo, donde seguramente atiende la primera mascota del gordo estereotípico.

    Mis condolencias u.u.

    Nos vemos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...