lunes, 30 de marzo de 2009

Requisitos para postular al Subsidio Habitacional

Ser mayor de 18 años.

Ok, hasta aquí todo bien.

NO ser propietarios de una vivienda, el postulante o su cónyuge.

Eh... ¿qué tiene que ver el cónyuge en esto?

NO haber sido antes beneficiado, el postulante o su cónyuge con un Subsidio Habitacional (Sea entregado por el SERVIU, u otro Organismo del Gobierno, Municipalidades).

¡¿QUÉ?!!!!!!! ¿O sea que si por X motivo la pareja se separa, ninguno de los dos puede volver a postular, aunque no haya sido el beneficiado? Lo peor es que ni siquiera toma en cuenta los casos de separaciones de hecho, donde un "cónyuge" no tiene porque estar al tanto de lo que hace el otro. ¡Arg!!!!!!!!!!!!!!!! ¿Madre, se puede saber qué pasa con esos tramites de divorcio?

jueves, 26 de marzo de 2009

Herencia a la invertida

-¡Yo las quiero!

-¡No! ¡Esas botas son mías!

-¡Pero yo las necesito más!



Este es más o menos el diálogo que sigue cuando alguien a quien ya no le queda parte de su guardarropa, decide heredarla a algún miembro de la familia y hay más de un interesado en la prenda en cuestión. Algo exagerada la descripción, pero pasa. ¿Por qué tendría que ser especial? Nada más que por el simple hecho de que la persona que dona el artículo (entiéndase un par de zapatos) es mi rulienta hermana de nueve años de edad y las potenciales beneficiarias venimos a ser mi abuela y yo…

Sabíamos que sería grande cunado nació, ¡pero nunca tanto! Por ahora, sigo siendo la que hereda la ropa a otras y ella la que recibe, pero tengo plenamente asumido que falta la nada para que me alcance en altura y eventualmente me deje chica. Así que le diré enana mientras pueda, porque aunque de enana no tenga nada, mientras sea, aunque sea un poco más baja que yo, ¡simplemente me negaré a renunciar a mi derecho de hermana mayor!

Lo único que espero es que esto no pase de una anécdota sobre el número de calzado, por lo menos no muy pronto. Veo que la cosa chica refleja cada vez menos su edad y que nadie que no sea de la familia o del círculo de amigos la ve como una niña de cuarto básico… Hay cosas incomodas que pueden ser todavía más incómodas si se llegan a dar antes de tiempo. Eso sin considerar que con lo princesita que puede llegar a ponerse, su “aborrecencia”, como la llama una amiga de mi madre, no va a ser precisamente un viaje de placer (¡Ja! ¡Ves mamá! ¡Ves como yo sí fui una santa!).

A ver que pasa, rogar que no sea un infierno… y disfrutar mis zapatillas nuevas.

Clasificados PUC

Hasta ahora no he tenido mucha suerte con esto de la Central de Trabajos Remunerados de la U. Tengo que ponerme las pilas y estar más atenta o se me van a seguir escapando las oportunidades. Los bueno es que hoy me dieron números de contacto hasta por si acaso en la oficina de San Joaquín; así no tengo que estar esperando en línea mientras se llevan lo que quiero… Paciencia… que aunque sea en horario para estudiantes, encontrar trabajo nunca ha sido fácil. Sólo que haya pituto de por medio.

miércoles, 25 de marzo de 2009

Cubo fue y cubo es


¿Obsesiva? Sí. ¿Cabra chica? Definitivamente. Pero no me interesa, ¡porque por fin lo armé! ¡Ja! Habrá sido originalmente de la Caro (de hecho todavía lo es) y habrá torturado nuestros cerebros desde febrero, pero finalmente logré que volviera a ser un solo cubo.

Nada más tengo una duda. ¿Exactamente cómo lo hice?

domingo, 15 de marzo de 2009

Siguiendo viva (de momento)

Largas filas de espera en la fotocopiadora de Humanidades, una nueva pila de textos sobre el escritorio (siendo que todavía me estoy deshaciendo de la última), dos destacadotes muertos (aunque ellos llegaron a final del semestre pasado), cuatro o más viajes a la biblioteca y una agenda con cada vez menos espacio en blanco. Ese es saldo de esta segunda semana de universidad y que me hizo despertar al menos una vez con el celular en la mano, todo porque en algún momento de la mañana corté la alarma sin darme cuenta. A pesar de eso no he llegado atrasada ningún día y todavía más sorprendente, no me siento estresada. Sí, debo estar loca… pero eso no es nada nuevo. El caso es que me siento bien y cada vez más interesada en mis ramos. Claro, no falta el ramo que promete convertirse en un verdadero y permanente dolor de cabeza (llámese Shakespeare), pero hasta ese me parece soportable. Así de positiva e ingenua me tiene este inicio de semestre; ahora a ver cuánto dura…

Por ahora, ya estoy esperando la próxima semana, con sus primeros balbuceos en Quechua (palabras del profe), que seguramente van a provocar más de un ataque de risa y traba de lengua, y los debates y discusiones de grupo, unos más dinámicos que otros. Creo que ya veo la cara de felicidad de mi profe de Familia cuando vea como va subiendo el tono de la discusión que ella misma provocó. ¡Tenía una cara de chocha con el enfrentamiento entre los grupos pro-familia y los abolicionistas! Claramente quería al menos un sacrificio humano al final de la clase XD.

Sólo lamento el futuro cercano por mi pobre billetera, ¡porque va a sufriiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiir…!

jueves, 12 de marzo de 2009

¿Y ese ruido?...¡¡¡Ah!!!


Niñas gritando, movimientos rápidos, objetos que terminan en manos de quienes no son sus dueños y carreras atropelladas y torpes, que se mezclan con movimientos evasivos… Así es como termina un picnic de pobres niñas universitarias (y un niño) cuando los regadores del pasto se activan en masa y sin previo aviso. ¿Cómo fue que los oímos encenderse, pero no entendimos lo que pasaba hasta que el agua llegó? Ni idea, pero demás está decir que terminamos de comer en otra parte.

En estos cuatro años, como que esto era lo único que nos estaba faltando.

miércoles, 11 de marzo de 2009

Fruta o verdura con A: ¿Almacén?

Ayayay... No voy a decir tu nombre, ¡pero mujer!, ¿en qué estabas cuando se te ocurrió dar esa respuesta jugando bachillerato? ¿Qué diría Miss F. si supiera que su ayudante dijo una vez eso? Ayayay...

Estará un poco abandonado, pero nuestro querido Burnbook nos regaló una buena cantidad de carcajadas el día de hoy. Hay que ver la cantidad de anécdotas y disparates varios que hubieran quedado en el olvido de no ser por él. Eso sí que hubiera sido una lástima; hay mucha historia en esas paginas como para dejarla morir.

En primer año nunca nos hubiéramos imaginado la cantidad de cosas que se iban a acumular en estos cuatro... ¡Y menos la cantidad de tarupideces (tarupido: creación nuestra que ahorra tiempo entre tarado y estúpido) que nos iban a pasar y a salir de nuestras propias bocas! Que manera de auto-sabotearse... Pero ni así las borraría. Aparte que, con el tiempo, las tarupideces evolucionaron y se fueron haciendo cada vez más sofisticadas; ¡verdaderas frases de antología!

miércoles, 4 de marzo de 2009

Todo de nuevo... pero renovada y con ganas

Las pasadas dos semanas en el norte fueron justo lo que necesitaba para dejar atrás la monotonía del verano de Santiago y su espantoso calor (increíble, pero el clima nortino es mucho más soportable que el de acá). Realmente disfruté de los lugares que recorrí y de escapar de la espantosamente abusiva y nada original programación de la televisión abierta que, gracias a mi querida hermana, recibí por lo menos de oído durante más de dos meses... De verdad que me hacía falta desconectarme.

Ahora a retomar el ritmo normal. De vuelta a mi querido caos universitario. Cuarto año, no menos. Y hasta ahora va bastante bien esta cosa; hoy tuve mi primera clase de Quechua y... ¡me encanta! Tan estimulante, desafiante, interesante y aparte el profe es un amor que sabe dar una cantidad de información impresionante, sin que se convierta en una interminable cátedra latera. Tengo claro que me espera uno que otro dolor de cabeza con la gramática, pero eso me iba a pasar de todas formas con cualquier otro idioma y con cero verbos irregulares en el camino, la cosa se simplifica bastante.

No, sí claramente el viaje al norte y toda la conexión que sentí con el lugar no podía ser coincidencia... A ver que otras cosas me trae este año.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...