miércoles, 4 de marzo de 2009

Todo de nuevo... pero renovada y con ganas

Las pasadas dos semanas en el norte fueron justo lo que necesitaba para dejar atrás la monotonía del verano de Santiago y su espantoso calor (increíble, pero el clima nortino es mucho más soportable que el de acá). Realmente disfruté de los lugares que recorrí y de escapar de la espantosamente abusiva y nada original programación de la televisión abierta que, gracias a mi querida hermana, recibí por lo menos de oído durante más de dos meses... De verdad que me hacía falta desconectarme.

Ahora a retomar el ritmo normal. De vuelta a mi querido caos universitario. Cuarto año, no menos. Y hasta ahora va bastante bien esta cosa; hoy tuve mi primera clase de Quechua y... ¡me encanta! Tan estimulante, desafiante, interesante y aparte el profe es un amor que sabe dar una cantidad de información impresionante, sin que se convierta en una interminable cátedra latera. Tengo claro que me espera uno que otro dolor de cabeza con la gramática, pero eso me iba a pasar de todas formas con cualquier otro idioma y con cero verbos irregulares en el camino, la cosa se simplifica bastante.

No, sí claramente el viaje al norte y toda la conexión que sentí con el lugar no podía ser coincidencia... A ver que otras cosas me trae este año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...