lunes, 13 de julio de 2009

Porque nunca dejar al PC en manos de extraños

“¿Estos son cables o una enredadera?” Creo que eso resume bastante bien mi reacción al ver las conexiones a la CPU del computador de mi tía. No tanto por los cables (he visto muchas más cosas conectadas) como por el “adorable” laberinto que formaban. Desenredar todo nos tuvo un buen rato entretenidas con la tía, mientras mi madre intentaba descifrar que exactamente es lo que estaba mal con Skype que se empeñaba en esconder las conversaciones y pegarse cada cinco segundos. Todo eso en tanto del otro lado de la pantalla mi prima y su familia intentaban comunicarse desde Australia…

Al final logramos que el audio volviera y que el programita se comportara, pero lamentablemente ni la cámara ni el micrófono quisieron cooperar. Hay que jubilarlos. Pobre tía. De momento no le queda más que ver, escuchar, escribir la respuesta y esperar a que la lean. Pero supongo que oír los balbuceos mitad en Inglés y mitad Español del Lucas, mientras corre por toda la casa y el pobre Andrew se divide para mantenerlo quieto y hablarle a la pantalla no está tan mal. Pero pobre del idiota que anduvo instalando, desinstalando y jugando con lo cables, porque mi tía lo va a…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...