jueves, 12 de agosto de 2010

The King Herself

Sí, leyeron bien, "The King Herself". La verdad es que una mujer gobernante en el antiguo Egipto no era un imposible, poco usual y lejos del ideal sí, pero en ningún caso un imposible. La falta de un varón en condiciones de heredar el trono es una pesadilla política para cualquier tipo de monarquía con un orden patriarcal estricto, pero para la egipcia era una verdadera catástrofe. Un hijo de Ra no es un reyecito cualquiera, sino un guardián y recipiente del orden cósmico, como tal, su ausencia solo puede generar caos. Un faraón sin linaje divino es un peligro; rompe con la tradición y pone el sistema de sucesión, y por tanto la estructura de poder, en tela de juicio, y es además un simple mortal, incapaz de una tarea divina. Con semejante candidato, no es raro que se tragaran los prejuicios y pusieran a una mujer de la familia real al mando. Con la sangre de Ra corriendo por sus venas, el orden quedaba mucho más resguardado en sus manos que en las de un ser inferior.

Así, muchas llegaron a "soberanas de emergencia" y en algunos casos sus reinados fueron más prósperos que los de sus contrapartes masculinas. Sin embargo, sólo Hatshepsut llegó al punto de proclamarse farón y hacerse representar como tal. Su atuendo y símbolos son los de este, no los de una reina y aunque en la imagen que elegí se da cuenta de su feminidad, en más de un grabado o escultura aparece como hombre. No quiero ni imaginar el dolor de cabeza que debió causarle a los pobres egiptólogos cuando al traducir por primera vez el material referente a ella se encontraron con fluctuaciones de genero a diestra y siniestra; no deben haber entendido nada.

Causas puede haber millones y se presta para una discusión seria acerca de que tenía esta mujer en la cabeza, pero lo cierto es que para llegar a ser vista como algo más que la opción B, era algo absolutamente necesario. Cuando se habla acerca de las reinas de Egipto mucha gente ignora que simplemente no existía un equivalente para "reina" en esa cultura. Las mujeres de la familia real eran denominadas como "esposa de faraón", "hija de faraón" o bien "madre de faraón", cualquier otro posible titulo no siendo más que una variación de estos tres y por ende siempre en función del faraón. Sin una concepción de "reina" ni un titulo propiamente tal, independiente de otro, simplemente no podían ostentar ningún tipo de poder real. A Hatshepsut no le quedó más remedio que identificarse con la figura del faraón para legitimar su poder. Y ojo, que no fue cualquier faraón; su reinado tiene el orgullo de contarse dentro de los más prósperos del antiguo Egipto, habiendo dedicado especial tiempo y esfuerzo a la construcción, reconstrucción y embellecimiento de templos, así como de obras dedicadas a preservar su memoria y que reflejan una singular preocupación por la opinión pública.

Es una lástima que no se sepa mucho de la mujer en sí, no más allá de la especulación. Para el que quiera documentarse un poco más, realmente recomiendo que intente conseguirse Hatshepsut: The Female Pharaoh por Joyce A. Tyldesley, que además de explicar y describir su reinado, da cuenta de todas las teorías y leyendas que se han generado en torno a su figura, y además es bastante útil para entender mejor la cultura egipcia. Ahora, si eso no es posible, bien se puede partir con un articulo de National Geographic en el siguiente enlace http://ngm.nationalgeographic.com/2009/04/hatshepsut/brown-text/1. Y ya por ultimo, sino se quiere dar la lata de buscar por sí mism@, en YouTube hay material para elegir a gusto.



3 comentarios:

  1. Hola, Kareen.

    En primer lugar, mis excusas si no visité antes tu blog. La verdad he andado un poco delicado de salud a causa de un resfrío mal cuidado que derivó en bronquitis. En fin, las excusas van porque de alguna manera me siento comprometido a visitar y comentar los blogs de los amigos de la blogosfera.
    Dicho esto, agrego que me parece muy interesante esta entrada. Es un tema que no he profundizado demasiado, pero es fascinante. Sin duda las mujeres no fueron tan débiles (como género) en el pasado como se nos ha hecho ver. Le pondré atención a los videos que recomiendas.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Javier, gracias por pasarte por acá y tranquilo, que nadie está obligado a comentar y menos con fiebre y a medio respirar. En cuanto a la entrada, pues sí, de que estamos en la historia estamos, no siempre de forma notoria o para bien, pero estamos. Aunque es un poco difícil saber de que forma y en que grado si a cada rato nos borran de los registros históricos, por eso es tan agradable cuando se recupera algo de conocimiento ^^

    Un placer tenerte por acá. Cuidado con eso pulmones ;)

    ResponderEliminar
  3. ¡Kareen! Nada que ver con la entrada pero mira http://browse.deviantart.com/?qh=&section=&global=1&q=supernatural+hamster#/d2qdzmk alguien mesclo nuestros intereses :B

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...