viernes, 25 de marzo de 2011

Rutina en Recuperación


Hospital by soulshyne (deviantart)

Las últimas semanas han sido... movidas, por decir lo menos. Todo partió el 7 con mi madre ingresando al Salvador para una plicatura de estomago, procedimiento con sólo un 1% de riesgo de complicaciones... y justo le tuvo que tocar a la pobre. Hubo una filtración y ya el 9 estaba otra vez en pabellón. Y ahí fue cuando todo se salió de control; que la fiebre, que los cambios de pieza, que los diagnósticos de los médicos residentes que se contradecían unos a otros... y así llegamos al 19. Para hacerla corta, fue algo tan simple como que se taparon los drenajes; de ahí la infección y la fiebre. Algo que por supuesto nunca hubiera pasado si el personal que quedó a cargo mientras sus doctores andaban en un congreso (y eso que lo retrasaron para ver bien la segunda operación) hubiera seguido las indicaciones que se les dejó. El 19 llegaron sus médicos tratantes a poner orden (y a dar sus buenos tirones de oreja) y el 20 el doctor en jefe citó a la familia para el 21. Ahí nos explicó lo más simple y detalladamente posible la situación y le puso atención a todos los comentarios/preguntas/reclamos varios acumulados hasta el momento. ¿Está de más decir que la Nina ya iba lista para ponerse en pie de guerra en caso de que salieran con una tercera operación, que mi tío prácticamente queda ciego de buscar tanto término médico en Internet y que toda la conversación está grabada en mi mp4? Como ven la histeria y la paranoia vienen de familia.

El 21 realmente agradecí almorzar en mi casa después de tanto tiempo, principalmente porque era comida-comida y no algo tragado al paso. Y el cambio de horario de visitas de la UTIQ a sala donde está ahora es una mejoría sí o sí (¡UNA hora de visita! ¡Eso es criminal!), aparte que ahí podemos entrar de a varios en lugar de rotar de a 2. Mi rutina de la semana sigue siendo de la casa al hospital, del hospital a la U, pero por lo menos ya no está esa ansiedad de no saber con qué nos vamos a topar en el Salvador. Miren que la combinación madre en el limbo-abuela hipertensa no es algo que yo vaya regalando por la vida. Y ahora a volver a estados de humor más estables y a concentrarme en el Magíster, que sólo está semana se me olvido leer el capitulo 4 he Hurtado, llevar el texto de traducción a la vista (Belén, gracias por salvarme el cuello) y dejé a mi pobre estuche abandonado sobre mi cama. No porque me fascine y entienda bien las cosas me puedo dar esos lujos; todo lo contrario. Ya el lunes se vienen la primera prueba y segunda presentación, más la defensa de Seminario que está pronosticada para fines de Abril. Buen momento para volver a ser yo; ni a mi madre ni a mí nos gustaría de otra forma.

jueves, 3 de marzo de 2011

Magíster: Día 1

Para variar, se me fue la mano con lo de la puntualidad y acabé llegando una hora antes de lo que tenía que llegar. Claramente me superé a mi misma con lo de mi obsesión con los relojes... ¡y ni así alcancé a retirar la TUC! XD. En todo caso, igual no hubiera podido; nada de postgrado por 2 semanas. Menos mal que la antigua todavía sirve. Y de sola nada; en menos de 10 minutos me topé con la Belén y el resto de la gente no se demoró mucho más en aparecer. Amena reunión con el decano, los profes y la gente de postgrado. En resumen, todo bien. Obviamente ya me llenaron de lecturas, pero eso era esperable (incluso deseable) y al menos un 20% de ellas ya las leí en Seminario, so nothing to complain about really.

Y ahora a dormir, que mañana tengo una segunda entrevista y tengo que estar lista para mostrarme indispensable y negociar el horario. Lo siento mucho, pero mis clases tienen prioridad aquí, así que si no llegamos a un acuerdo, ¡adiós!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...