jueves, 14 de marzo de 2013

¡Mala mamá!

Increíble las cosas que se pueden encontrar en un cambio de casa, o post el cambio de casa. Después de 25 años es lógico que todavía queden cosas donde la Nina. Y entre esas cosas aparecieron estas: mi reloj de Nintendo (con juego de carreras de auto) y Bebé, de la serie "Dinosaurios".

El reloj me trae recuerdos playeros, porque siempre iba conmigo al Quisco, pero es la figura a la que le tengo más cariño. ¿Cómo olvidar todos los "¡mala mamá!"? Exacto, no se puede. Son demasiados buenos recuerdos. ¡Me da lo mismo que realmente diga "no la mamá"! Aunque tanto subtitular me afinó el oído, "mala mamá" es insuperable. Es lo que recuerda mi cabeza (con voz incluída) y todos saben que la realidad poco importa frente a la cabeza. Con todo respeto para miss Cid, ¿a quién le interesa la fonética!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...