martes, 30 de julio de 2013

Como una mesa con tres patas menos

No es la imagen más poética o delicada del mundo, pero realmente no tengo ganas de serlo. Tampoco tengo la habilidad en este momento (suponiendo que alguna vez la haya tenido). Además, se ajusta bastante a como se sienten las cosas desde que el tío Julio murió el sábado y mi abuela pasó a ser la última de los cuatro grandes de la familia. De los cuatro patriarcas del clan ya sólo queda la matriarca.

Va a llevar algo de tiempo acostumbrarse, especialmente porque su último aspecto chocó drásticamente con las imágenes archivadas en su memoria y la nuestra. Demasiado impacto visual. Pero pasará, como todo. Sólo espero que el peso emocional no sea demasiado para la pata que queda.

Y basta. Ni siquiera quiero escribir esto, pero de alguna forma tiene que salir.

martes, 23 de julio de 2013

Mi Mag-Mug :)


Lo sé, soy una maldita ñoña intelectualoide y pretenciosa, pero no me aguanté las ganas de mostrar mi tazón del Magíster en Traducción de la PUC. Es super simple, ¡pero es tan lindo!

lunes, 22 de julio de 2013

Espejito espejito, ¿bailarina o princesa?


Mi último proyecto a crochet. La idea era terminarlo dentro de mis vacaciones, pero aunque quedó bastante avanzado, todavía está en proceso.

¡Fuera papeles!


En este encantador, pero muy caótico y cada vez más rápido mundo globalizado es impresionante la cantidad de papeles que podemos llegar a acumular. Algun@as podemos ser más dados al cachureo que otr@s, pero independientemente de eso, creo que tod@s nos hemos visto sobrepasad@s al menos una vez por la cantidad de hojas sueltas y, en algunos casos, verdaderas torres Babel esparcidas por nuestro espacio. Tarde o temprano llega un momento de decir "¡basta!". El desastre es tolerable por un rato, pero si le hacemos el quite mucho tiempo, llega un punto en que el exceso de procesado de celulosa puede afectar seriamente nuestra concentración y habilidad para sentirnos cómod@s e inspirad@s en un lugar. Además, creo que tod@as sabemos que esos papeles no se van a ordenar solos. Hay que ayudarlos a salir de nuestra vista y, con un poco de suerte y esfuerzo, de nuestra vida.

martes, 9 de julio de 2013

Fuera de mi boca; GRACIAS


No es mi radiografía, pero está bastante cerca de la realidad. Un tercio de mi realidad, porque las otras dos fueron desterradas de mi boca el sábado. Una cruenta batalla en la que por suerte el dentista y la asistente dental sabían muy bien lo suyo y se las arreglaron para dejarme lo menos molida posible. Lo que más destaco, además toda la detallada manipulación de instrumentos, es su buen sentido del humor, cosa muy útil para evitar tensiones cuando se está con la boca abierta a todo lo que da y hay dos pares de manos intentando someter a una muela rebelde que ni siquiera supo la diferencia entre horizontal y vertical a la hora de crecer. Afortunadamente la segunda fue más considerada y ni siquiera se molestó en defenderse.

La tercera será una historia para más adelante, pero como la primera en salir era la peor ubicada y más complicada de las tres, no me da ni un poco de cosa volver al dentista. Sí, lo admito, tuve algo de nervios antes de la extracción, pero más que nada porque nunca jamás de los nuncas me habían tenido que sacar un diente en mis casi 28 años de vida, así que no tenía ninguna experiencia previa con la que comparar. Que me fueran a pinchar dentro de la boca para administrar la anestesia nunca fue tema; mi gran duda era cuánto iba a tener que abrir mi boca (y por cuánto tiempo) para que el dentista pudiera llegar a unas muelas ubicadas al final de la fila de dientes. Eso fue bastante para traer a mi memoria todas esas pesadillas que parten conmigo con la mandíbula dislocada y tratando de volver a ponerla en su sitio durante todo el resto del sueño. Ahora ya tengo un referente directo en mi memoria y tengo claro que me mandíbula es bastante resistente, así que ya no tengo nada de que preocuparme.

El viernes me toca control y por lo que he podido ver en mi encía, es muy probable que me quiten los puntos. De eso depende el límite de estadía de n° 3 en mi boca. So wish me luck! Just in case :P


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...