martes, 6 de agosto de 2013

Worst sister ever!



That's just how I feel right now. Ok, han sido unas semanas tensas y bastante "interesantes" desde el punto de vista familiar (los duelos siempre demandan un proceso de adaptación) y sí, he estado con bastante pega entre instituto, traducciones y alumno practicante (lo que no dejo de agradecer desde el punto de vista financiero), pero eso no me da derecho a que se me desconfigure el calendario familiar y no tener listo el regalo de mi ex-rulienta hermana... ¡el mismo día de su cumpleaños! ¡Qué vergüenza bruja, qué vergüenza!

Por suerte tengo una madre dispuesta a salvarme el cuello y comprar por encargo algo que ya sabe que le va a gustar, pero ese no es el punto. El verdadero tema de fondo es que dejé para el último algo que debería haber sido prioridad. ¿Qué me costaba verle un detalle lindo? ¡Trabajo en plena Estación Central! (sector comercial de Santiago donde con un poco de paciencia se compra bueno, bonito y barato). Por último algo pequeño en un envoltorio lindo que demuestre cariño y atención.

¡ARG! Claramente necesito un ajuste, pero al menos tengo hasta la fiesta familiar para enmendarme. Con todo y regalo de emergencia listo (¡qué feo suena!), igual quiero ver si encuentro algo que me grite "Caro" y de hecho ya tengo algunas ideas (claro, ahora ¿ciero?, ahora). Parece que solo necesitaba un balde de agua fría y un poco de presión para hacer funcionar mi cerebro y mi motor emocional.

Suerte a todo el resto de despistad@s. Y que no se haga costumbre ;)

2 comentarios:

  1. jajaja!! No sos la peor porque te da pena y te preocupas jaja! trankis! Hay cosas que lastimosamente a veces nos quitan de vista lo más importante que es la family.. pero todo tiene remedio mujer!! Saluditos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo :P Y le gustó el regalo, así que todo arreglado.
      Gracias por pasarte ;)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...