jueves, 5 de diciembre de 2013

¿Por qué NO negro?

Como ya saben por la entrada anterior, a mi hermana le dio fuerte con el rojo. Yo en cambio, lo único que quería era que mi vestido para la graduación del magíster no fuera negro, por lo demás estaba completamente abierta a las distintas ofertas del arcoíris. ¿Algo personal en contra del negro? Para nada. De hecho es un color que me gusta mucho y que queda muy bien si se sabe contrastar con otros. Pero con un closet lleno de vestidos de fiestas negros... ya era hora de incluir más tonos en mi abanico de colores. Y eso hice.

Está entre estos, pero no voy a decir cuál es :P

Además, es verano, soy morena... y la idea de un vestido es sentirse regia con él, no comprarlo por resignación. Ya pasé por eso con mi vestido de 4° medio y con esa experiencia me bastó y sobró. No era feo, pero entre que ya estaba chata de pasar de un probador al otro (soy bruja, no princesa) y que no me enamoró nada de lo que vi (adolescente, ¿qué esperaban?), simplemente llegué y agarré el clásico vestido negro; eterno salvador, pero nada que al verlo gritara mi nombre. Esa tradición se rompió el 2011 con el vestido de licenciatura; el de magíster no iba a ser menos.

¿Qué opinan? ¿Le estaré dando mucho color?

3 comentarios:

  1. El vestido de graduación es importante. Yo todavía tengo el mío y los uso para la pega.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso el mío no sirve para la pega :S Pero igual pienso reciclarlo con las fiestas varias de fin de año :P

      Eliminar
    2. Con un blazer o chaqueta negra encima si te sirve :D

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...