lunes, 10 de marzo de 2014

¿Agenda entre las patas del dragón?


Y bueno, aquí estoy, disfrutando del primer día de mi último día de vacaciones. Ya el próximo lunes vuelvo en gloria y majestad a dar clases. Más me vale; me aseguré de aumentar mi carga laboral y de paso darle un pequeño empujón hacia mi área de verdadero interés: traducción. En otras palabras, las primeras semanas van a ser un infierno de bien ejecutado ballet de papeleo y actividades extras, pero está bien. Yo quería esto y ahora por fin lo tengo; hora de demostrar que me la puedo y lo merezco. Además, dadas ciertas dificultades y ajustes familiares (nada del otro mundo, pero igual reales), necesito algo que fuerce a mi cerebro a poner las cosas en perspectiva y a enfocar su energía hacia estructuras positivas. Como ven, lo trabajólica no siempre es malo.

¿Miedo y nervios? ¡Claro que sí! ¿Pero de qué otra forma sabría que estoy viva? Además, estos son de los buenos, de los que empujan hacia adelante en lugar de congelar. Como todos mis experimentos, no sé dónde va a terminar esto, pero sé quiero hacerlo. Me debo el intento. Después de todo, ¿que sería de la vida, y de la brujería, sin experimentos?

2 comentarios:

  1. Mucha fuerza y ánimos para esta nueva etapa!
    Claro que hay que enfrentar los miedos y ver que somos capaces de hacer más, hay que mantenernos activas y crecer :)
    Cariños y éxito!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras de apoyo. De a poco estoy más ansiosa que miedosa :P
      Saludos ;)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...