lunes, 28 de abril de 2014

A zombie, but a happy zombie


Últimamente ser yo es sinónimo de una sola cosa: andar muerta de sueño. Aunque para ser justa, esa tendencia ya existía desde el colegio, desde mucho antes de mi primera PSU y entrar a la universidad. Creo que ya va siendo hora de aceptarlo como parte de mi estado natural, ¿o no? ¡Pero claro que no! Ahora a ver cómo lo cambio...

Como era de esperarse, mi nueva carga laboral ha cobrado su couta de energía y tiempo libre realmente libre, pero lo vale. Además del obvio aumento de retribución económica (ni tanto, pero se siente lindo y no deja de ser útil) y mantener mi cabeza en un punto de equilibrio que podríamos llamar cordura, la verdad es que mis nuevas acttividades me llenan mucho más de lo que lo ha hecho mi trabajo estable de los últimos dos años. ¿Por qué sigo ahí entonces? Porque es estable, duh. Y porque tengo algunos cabos que amarrar antes de poder dar la vuelta definitiva al capítulo.

Anyway, ningún problema en asumir las responsabilidades que yo misma quise adquirir. Es más, lo hago con gusto. Muerta de sueño, pero con gusto. Pero eso sí, sigo insistiendo en que tener que levantarse antes de las 10:00 am debería estar penado por ley. ¡He dicho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...