lunes, 23 de marzo de 2015

Random Entry


Mis disculpas a los lectores. Tengo claro que se siente como si fuera verano en pleno (por lo menos en Santiago); uno de esos veranos interminables, he de agregar. ¿Pero qué quieren? En teoría, según las reglas de los antiguos ciclos climáticos, se supone que estamos en otoño, así que toca cambiar el avatar. Y para que andamos con cosas, es agradable ver algo de mi estación favorita aunque solo sea en el blog.

Luego de esa pequeña introducción y sacudida de telarañas, tengo que decir que echaba de menos escribir aquí. Varias veces se me vinieron ideas de entradas a la cabeza, pero por A, B, o C motivo, nunca llegué a ponerlas en palabras. ¡Y eso que más de una vez se me ocurrieron frases o incluso párrafos enteros! Podría culpar al trabajo, pero apenas la semana pasada volví a mi rol de profe, y por lo tanto a mi rutina laboral normal. No se mal entienda; la traductora siempre está ahí de una u otra forma, pero los ciclos de traducción siguen reglas y ritmos completamente caprichosos y distintos. Simplemente no se me dio escribir; así de simple. Aunque sí leí. Bastante. Algo que hacía rato echaba en falta.

Y bueno, no queda nada más que decir que acabo de recordar que el principal para iniciar este blog fue... ninguno en particular. No, miento. Más bien fue para expresarme, pero sobre nada en particular. Creo que últimamente me enfoqué tanto en tener centrarme en una idea y UNA SOLA IDEA en específico al momento de crear las entradas, que perdí mi naturaleza dispersa y experimental en el camino. Y sí bien esta brujita puede llegar a verdaderas proezas cuando pone toda su atención y empeño en algo (modestia aparte), lo cierto es que nunca me ha gustado limitarme a reglas al momento de pensar, ni siquiera a las mías (suponiendo que algo así exista). No en vano la mayor cantidad de entradas de este blog son de sus primeros años, cuando escribía de todo y de nada, según mi capricho. Y es justo a lo que volveré.

No quiere decir que esto se vaya a llenar de entradas que no lleguen a ninguna parte en concreto. Como ya dije, no me gusta seguir patrones a la hora de pensar (ese fue mi principal problema a la hora de escribir ensayos durante pregrado), así que puede que haya entradas temáticas desde su concepción, como otras que se manden solas palabra por palabra. El verdadero punto es, que voy a dejar que salga lo que salga. ¡Qué el caldero hierva como quiera! Esa es mi real naturaleza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...