miércoles, 15 de abril de 2015

Caprichos brujeriles: Black Jack


Excéntrico, orgulloso, codicioso, matasanos sin licencia... TODO lo que uno no espera, ni quiere en un doctor... pero finalmente un cirujano genio, muy profesional en su trabajo y con moral, aunque no lo parezca por ningún lado de su "encantadora" personalidad. Una moral bien particular y que no tiene como cuadrar con la del común de los mortales, ¡pero moral! Baste saber que tenerlo a él de doctor implica quedar endeudado hasta la tercera o cuarta generación, pero con la tranquilidad de que vas quedar sano xD


Un capricho bastante antiguo, y desordenado como él solo en la forma que lo he ido satisfaciendo (tomo 2, 5, 6, 3, 4... y el 1 que no quiere aparecer por ninguna parte), pero capricho al fin y al cabo. ¿Qué hago tan encaprichada con un manga de la década de los 70? Bueno... ¡Es Black Jack! ¡O sea! Si usted creyó que yo iba a tratar de dar una explicación lógica para mis gustos, claramente se saltó la palabra "capricho". Lo único que puedo decir, de forma totalmente personal y subjetiva, es que NO es posible tener debilidad por el manga y NO tener, o haber leído, absolutamente ninguna obra del "Dios del Manga". ¡Sacrilegio! ¿Y cómo no amar a Tezuka cuando me sale con cosas como estas?


Este doctor las pasa todas: intentos de homicidio, escapes de incendios, derrumbes, etc., terminar en lugares con muy poco oxígeno, tener que operarse él mismo, ser capturado y torturado por yakuzas... ¿Y ahora recién sale el doble para escenas dolorosas? Doble que no es otro que la versión caricaturizada de Tezuka... ¿Cómo no amar esos "sutiles" pasos de la tensión al humor?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...