miércoles, 26 de octubre de 2016

Cararajismo estudiantil


Hay que ver la cara de algunos alumnos. Dar el nombre del susodicho en cuestión es algo que no corresponde (que se merezca o no quedar en evidencia, eso ya es otra cosa), así que simplemente lo voy a dejar como S (si alguno de mis colegas profes está leyendo esto, lo más probable es que cache al tiro quién es). ¿Cómo tan cara de palo? ¿O bruto? Por no usar otros apelativos mucho más chilensis y apropiados que se me están pasando por la cabeza; de hecho están desesperados tratando de llamar mi atención para que los use. Pero no.

¿Y qué es lo que pasó? Varias cosas: faltar y llegar tarde a clases y evaluaciones a diestra a siniestra es lo de menos; el colmo es que tiene toda la cara de en serio creer que se va a salvar de sus malas notas del primer semestre solo por haberse cambiado a mi sección para el segundo. ¿Cómo tan mala memoria? Claramente a S se le olvidó que fui justamente yo la que no lo dejó pasar el ramo el año pasado (prácticamente me rogó rajarlo). Sí, este mismo ramo. Sí será...

Pero lo que realmente me tiene en estado de "¡¡ARG!!" parte con un lindo correo que me mandó a las 13:59 hrs.,o sea 29 minutos del comienzo de la prueba de hoy:
Profe, tuve un problema con la micro y llegaré en unos 5 minutos.
¿Alcanzo a hacer la prueba?

Ya... Mi respuesta:
Estimado [S]:
Puedes entrar, pero tienes que entregar a más tardar a las 15:00 como el resto de los alumnos.
Saludos,  
Hasta ahí, las cosas cuesta abajo para él, aunque relativamente estables, pero que haya llegado a final final de la hora (¿qué pasó con los 5 minutos?) para preguntar si es que lo podía dejar hacer la prueba desde la casa... Seriously? ¿Qué tan estúpidamente ingenua cree que soy? "Sí, dele nomás; ningún problema con que haga una prueba fuera de horario de clases, sin límite de tiempo ni mi supervisión, porque yo confío plenamente en usted y sé que nadie le va a hacer la traducción y que tampoco se la va a copiar a ninguno de los compañeros que sí subieron su trabajo a Drive a tiempo". ¡No haría eso ni con uno de los alumnos esforzados en los que  confío y me caen bien! ¿De dónde sacó que le iba a resultar? Por supuesto el "no" fue rotundo, aunque bastante más diplomático y ni la mitad de sarcástico, pero un "no" a fin de cuentas.

Y así con algunos alumnos o más bien con el alumno. Porque sí bien nunca falta uno que otro flojo o porro por sección, S definitivamente es único en su clase y ya quedó claro que no lo digo como un cumplido. Por algo anoté todo esto en mi libreta para que no se me fuera la entrada y esta se llama como se llama, a pesar de que ni siquiera estoy segura de que califique como palabra. Y soy de las que se urgen enteras cuando escriben mal algo en Whatsapp; háganse una idea.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...