miércoles, 16 de noviembre de 2016

Aperrada (aún más) por accidente


Hace exactamente una semana, volvía del trabajo a mi casa, y ya iba llegando, cuando en el quiosco de la esquina me encontré con algo que no me esperaba: una bola de pelos café asustada, enana y bien cochina. Y miren que tengo poodles y amigos con salchichas y chihuahuas; si digo que un perro es enano, es porque es bien chico el espécimen.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...